Trini compró terrenos urbanos del Aaron Merino por dos pesos

En julio del año 2011 Trini Guillén, que entonces vivía en Chetumal, según se señala en los documentos de compraventa, adquirió algo más de cuatro hectáreas de terreno urbano del ejido Aaron Merino Fernández, que se encuentra entre la carretera federal y la laguna de Bacalar, por poco más de 108 mil pesos (2.44 pesos el metro cuadrado).

Un perito acreditado por el Gobierno del Estado señalaba que éste era su valor comercial, y Juan Manuel Herrera y el hijo de Trini, Randy Cabrera Guillén fungieron como testigos.

Paradójicamente un año antes otro perito acreditado había afirmado que un terreno de similares condiciones tenía un valor de casi 70 pesos el metro cuadrado.

¿Cómo y por qué se concretó esta venta tan extraña?En el año 2011 un grupo de ejidatarios interpuso un juicio de amparo ante el tribunal agrario, con número TUA 44-402/2011, para solicitar que se revocara el acta extraordinaria de Asamblea del año 2008. La venta de un lote de 8 mil 187 m2, el 24 de mayo de 2010 a Erasmo Barrera Guerrero por un precio de 565 mil 600 pesos, desató la inconformidad, ya que ese dinero, no se reportó como ingreso a las arcas ejidales.

El 15 de junio del año 2011 tuvo lugar la primera audiencia del citado juicio agrario.Ese mismo día, el 15 de junio del 2011, como si fuera una burla, Edmundo Gómez Trejo, entonces presidente del Comisariado Ejidal del Ejido Aaron Merino Fernández se vendía a “si mismo”, veintiocho terrenos, que sumaban 228 mil 774 metros cuadrados (casi 23 hectáreas) de zona urbana, por 2.44 pesos el metro cuadrado, pagando por ellos 557 mil 815 pesos. https://encuadrepolitico.com/…/edmundo-gomez-trejo-se…/

Curiosamente, un mes después, el día 13 de julio Juan Manuel Herrera y Maria Trinidad Guillén Núñez, registraron ante la notaria Dolores de las Mercedes Rivera Aguilar, sendos contratos de compraventa con el ejido, representado por Edmundo Gómez Trejo y Román Guzmán González. Juan Manuel Herrera adquirió 26 lotes, que sumaban entre todos 221 mil 064 m2, pagando por todos ellos la cantidad de 527 mil 200 pesos. Maria Trinidad Guillén adquirió cinco lotes con una extensión total de 44 mil 312 m2, pagando por ellos 108 mil 400 pesos. https://encuadrepolitico.com/…/ejidatarios-de-bacalar…/

Según los ejidatarios que denunciaron este caso, el dinero de la venta de estos lotes, que nunca fue aprobada en Asamblea, tampoco llegó a las cuentas comunes. Lo más grave, sin embargo, no era este hecho; sino el precio “ridículo”, en la que se vendieron estos terrenos. Mientras que, en 2010, Erasmo Barrera pagó 69.08 pesos por m2; Herrera, Guillén y Gómez Trejo no pagaron más de 2.41 pesos por m2; afectándose con ello severamente el patrimonio de la comunidad ejidal. En los cuatro casos un perito autorizado por el gobierno del Estado de Quintana Roo valuó los terrenos, a pesar de la gran diferencia de costo.

El mal manejo financiero del ejido Aaron Merino Fernández, la prepotencia de sus líderes, y sus chantajes a diferentes autoridades a lo largo de los años, han sido fuente de escándalo y de numerosas notas periodísticas en Bacalar.Si de esta forma autoritaria y caciquil han manejado el ejido, y se han enriquecido unos pocos, no quiero ni imaginarme como Trinidad Guillén que forma parte del núcleo duro de este grupo político y económico, manejaría tanto las finanzas como el patrimonio de Bacalar.

El Plan de Desarrollo Urbano de Bacalar, cuyo borrador hasta la fecha ha privilegiado el crecimiento de la cabecera municipal hacia terrenos de este ejido es lo que está detrás del interés de este grupo por conseguir la presidencia municipal. La cuarta transformación, los ciudadanos y el bienestar colectivo salen sobrando, y no tienen valor para un grupo político y económico tradicional que se burla de los ciudadanos, que únicamente piensa en su beneficio personal, y que cómo se visualiza claramente en la venta de los predios señalados, tiene un gran interés en utilizar el poder y la influencia para enriquecerse.

¿Esa es la cuarta transformación en Bacalar?

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *